lunes, enero 15, 2007

Enroque de Sirenas

Descubierta al fuego
Paseando tus pelusas
Caricias de un ciego
Naufragado en los escombros de tu piel
Toda tu cadáveres
De espuma y arena
Un canto enloquecido
Irritando las pupilas
Que te observan regresar
Entre máquinas de vapor
Albergando un nuevo olor
Y una despedida que se borrará
Al instante
Mientras derramas la hiel
Las escamas se te caen en tropel
Desnuda...

Y entregarme a la locura
Una vez más
Y embriagarme de amargura
Y de un rayo de sol
Enredado en la paciencia
Como quema
Quema aprisa
Si me escondo
Me haré trizas
Vamos ya sirena encuentra el mar
Que poco a poco te deslizas
Vamos ya sirena encuentra el mar
Para que puedas soñar
Vamos ya sirena encuentra el mar
Y te sientas a cantar...

Satisfechos los oídos
Lima un corazón ya desgastado
No soportará otro grito, despiadado
Y se arrastra a la cornisa
A contar sus propios brillos
Destellos de alta mar, que no se deja navegar
Hundido en el baúl de los tesoros
Un acuario que sirvió de cárcel
A un cadáver
Naufragado en los escombros de su piel
Y escamas con sabor a hiel...

3 comentarios:

Fragilidad dijo...

Hola

Qué alegria!
Esto es precioso, pero que sirena tan mala que te dio hiel, por qué lo hizo?
Estoy muy feliz de leer otra grandeza de estas, gracias!

Esa sirena tiene algun parecido con la de la imagen?

El Duende dijo...

Fragilidad: Saludos amiga! Pues a ver, que te digo, son muchas las personas que a veces te pagan con la otra cara de la moneda, a pesar de que tu no les niegues ni un ápice de ti. Puede que de ahí venga la inspiración para este escrito en particular, o puede que sea la vivencia de alguien más, no siempre se trata de plasmar lo que le ocurre a uno personalmente. A veces, puedes tomar las vivencias de un tercero y usarlas como una fuente. Puede que trate de alguna relación fallida. Pueden ser muchas cosas, no lo sé a ciencia cierta. Eso es lo bueno de escribir, ya sean poesías, canciones; que cada quien le da su interpretación, cada quien amolda las palabras a su sentir propio :).

Por ello no puedo responderte si la sirena se parece a la de la imagen, como ya te he dicho, son muchas cosas conjugadas. De cualquier manera, ninguna de mis musas se parece a esa sirena ;).

Un abrazo, cuidate, y gracias por el apoyo recibido mediante tus visitas y comentarios durante el 2006. Espero que sigas visitando esta humilde morada, que es tu casa tambien.

El duende.

almu dijo...

Desgraciadamente, a veces acaban siendo más las personas que nos pagan con la otra cara de la moneda de las que pensábamos que lo harían y realmente mereciésemos; supongo que ese es uno de los grandes defectos del ser humano.
Un saludo.