viernes, julio 18, 2008

Huellas en el Aire



Intenté
volar a su lado
como si de ser un pájaro más
se tratase
volé cuando fui hebra
de algodón raído
sin el remilgo de plumas
sentía el goce
de ser arropado por el viento
voltear la mirada al suelo
engreído
observar las estancias más recónditas
de la Patria

Pero aquel pájaro alado
inmaculado plumaje celeste
pico plata, trinar despavorido
esa ave rompía inerme
las alturas junto
con su virgen firmamento
y arrojaban sus alas
una turbulencia impía
que me azotaba agudo
hasta mi picada
luego un bullicio en los tímpanos
precipitación al suelo
y un gran BOOM como de
Hiroshima

Pasaba el tiempo y cada vez
más sed de vuelo en el paladar
y cada ocasión el estallido
más escombros/más víctimas...
Pero uno añora

Y entonces
otro despegue
a surcar cielos ajenos
de otras estancias o
de una Patria que aclamó/aclama
héroes muertos
libertadores de leyenda
una que otra fábula
de conquistadores del odio

A la Patria
el regente en su discurso
vanagloria agranda ama
musita acerca de su proeza
le alaba hasta las alhajas
como subastándola
ofreciéndola al mejor postor

Pero cuando cae el telón
su discurso es más preciso:
¡Que se vayan a la mierda!
y comienza allí la orgía
machaca la Patria
la corroe, le empuja fuerte
le abre las piernas
la penetra/la viola
sin clemencia
vocifera ¡Puta!
se carcajea cual hiena
y ya no distingue
entre Patria o Paria

Así la Patria aciaga
se adormece tímida
y los zamuros
acuden
de la carroña de sus cimientos
el festín mezquino

Más la Patria verdadera
no es tres colores
ni cinco estrellas
u otros simbolitos o dibujos
pues la Patria no pare
hijos solamente
también los adopta
la Patria no colinda
con otra Patria
no conoce de limítrofe
ni de infinito

Es huella eterna del corazón
más que de su progreso
con sus hijos autóctonos
y foráneos
no codicia no distingue
porque tiene dos tetas
y amamanta sin preguntar
acerca del nido

Vuelan los pájaros
de brisa fresca
van a reencontrarse
a forjar el cielo
la premonición va tras
sus colas
vuelo arrebatado
quiebra-horizontes
revoltijo
de relámpago y crepúsculo
vuelven los pájaros al vuelo
entre zumbidos melancólicos
y al verlos
surcando/sesgando nubes
trato yo
de seguirles el rumbo
otra vez el aleteo inútil
la turbulencia exagerada
súbito desplome al suelo
y otro BOOM de tristeza

A esas aves sanguinarias
deberíamos cercenarles
el plumaje de acero
arrancarles las alas peste
confinarlas al olvido
de una jaula
y acallar el trinar lastimero
de su miseria esparcida
su miedo infundado
el exterminio y la sin razón

Deberíamos volver a ser
pájaros de pluma y corazón
de esa clase de aves
que no dejan sus huellas
ni en el mar que embravece
ni en la ramada del árbol umbral
no en el suelo que fertilizan
ni en los pavimentos rotos
ni en los tejados de cieno
o en las candilejas marchitas

Los pájaros verdaderos
los que acarician
la tempestad
van dejando
huellas en el aire
esa brutal turbulencia
y otro BOOM...
Quizás
una Patria nueva

Nota: Este va dedicado a mi amiga "La Chilena" Mallén,
ya que fue del título de su blog de donde engendre la
idea para armar este intento de poesía.
Para ti Mallén y para tu patria querida Chile, que también
en el pasado ha sido victima de los flagelos del tirano.
Gracias.

4 comentarios:

Mallén dijo...

Oye pero qué proclama te has mandado!!!!!
Menuda inspiracipon que te vino con algo tan simple como el nombre de mi blog...
Me has tocado, querido hermano. Ya te lo comento por MSN.
Cariños!

Ashia dijo...

Excelente escrito, me gustó mucho, claro y preciso...
Gracias por pasar por mi blog un placer ver tu blog.
Dejo abrazo.

KALISTA dijo...

No escribe más?... vamos, sientese y hágalo.... nunca deje de escribir...
besos.

MentesSueltas dijo...

Hola, pasaba saludando y dejando mi abrazo de siempre.
Estoy con poco tiempo, no queria dejar de visitarte.

MentesSueltas